Páginas vistas en total

viernes, 14 de junio de 2013

14 de Junio de 1973


LA BATALLA DEL PUENTE MAIPO

Al mando del propio Intendente de Santiago, Julio Stuardo, tres tanquetas, apoyadas por motoniveladoras y seguidas por Carabineros a pie, atravesaron el puente del Río Maipo, a la altura de Buin, para detener a unos 5000 mineros de El Teniente que realizaban su " marcha sobre Santiago", para parlamentar con el Presidente Allende. La represión ordenada por Allende, que desmentía en los hechos la " ponderación" predicada por el Jefe de Estado a la Corte Suprema, echó por tierra las esperanzas demostradas por los mineros antes de partir . " El Presidente ha dicho repetidas veces que está abierto al diálogo, por eso estamos seguros de que aceptará un diálogo con los trabajadores. No creemos que lleguen a la verguenza de mandarnos al Grupo Móvil para que nos lance bombas lacrimógenas" ... Asfixiados por los gases que lanzaban los Carabineros, encabezados por el Intendente, los trabajadores se dispersaron, unos a Buin, otros escabulléndose del asedio policia hacia Santiago y la mayoría rumbo a San Bernardo. Estos útimos debieron atravesar potreros, subir y bajar cerros en la noche, sortear alambres de púas y vadear el Maipo. Pero, según propia confesión, clandestinamente, barbudos y sucios como bandidos, llegaron a Santiago. Y entraron a la capital parafraseando el más famoso slogan de la Unidad Popular, proclamando a gritos : " Teniente, unido, jamás será vencido".

SERGIO ONOFRE JARPA ANALIZA CARTA DE EX MILITARES

" El Presidente de la República tiene derecho a mandar sólo dentro de ciertas normas y mientras él se mantenga dentro de ellas. Las Fuerzas Armadas no pueden estar a disposición de los caprichos, venganzas, pasiones o desvaríos de un gobernante", declaró el Senador del PN Sergio Onofre Jarpa, analizando la carta que el Cuerpo de Generales y Almirantes en Retiro dirigiera al Presidente Allende el 28 de mayo. El parlamentario comentó : " Según el documento, tanto la crisis económica como la quiebra de la convivencia social y del estado de derecho ponen en peligro la seguridad de Chile. Indudablemente, un país dividido, anarquizado y arruinado, que vive con la mano extendida esperando el préstamo o la donación extranjera, no está en situación de hacer valer y defender su soberanía y sus derechos". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario